Un diseñador que se mueve entre dos mundos > Diseño > Home
Home Diseño
Un diseñador que se mueve entre dos mundos

Un diseñador que se mueve entre dos mundos

Andrés Reisinger, que está considerado uno de los creativos más relevantes de nuestro tiempo, se ha inspirado en el Audi grandsphere concept¹ para diseñar una instalación digital inmersiva y experimental que Audi presentará en la Design Miami/.

Texto: Wiebke Brauer - Fotografías: Reisinger Studio, Michael Krosny Tiempo de lectura: 5 min

¹El vehículo mencionado es un prototipo y no está disponible como vehículo de serie.

The “Hortensia Chair” is standing in an virtual landscape.The “Hortensia Chair” is standing in an virtual landscape.

Según Andrés Reisinger, el trabajo de un diseñador va mucho más allá de la estética. "El diseño tiene el potencial de crear un cambio, de transformar el mundo que nos rodea y dar forma al futuro". Se trata de percibir e interpretar el presente de forma consciente y de moldear el futuro. Con estas premisas en mente, Andrés Reisinger difumina los límites entre la realidad y la ficción, la relación entre lo virtual y lo físico. Para muchos, esto lo convierte en uno de los diseñadores y artistas más importantes y rompedores de nuestro tiempo. 

El argentino, que actualmente vive en Barcelona, recibió en 2019 el premio "ADC One Club Young Guns". Un año más tarde, su nombre figuraba en la lista de los "Forbes 30 Under 30" de Europa. La prensa internacional lo considera uno de los artistas y diseñadores visionarios que dan forma a nuestro mundo con sus obras. A principios del año pasado, Reisinger sacó a subasta en el mercado de NFT Nifty Gateway "The Shipping", una colección compuesta por diez objetos digitales. Cinco de ellos tienen una versión física; los diez pueden utilizarse en formato digital en cualquier videojuego de mundo abierto. Entre estas obras se encontraba también el "Hortensia Chair", que había hecho famoso a Reisinger el año anterior.


The “Hortensia Chair” stands on the forecourt of Milan Cathedral.The “Hortensia Chair” stands on the forecourt of Milan Cathedral.
Portrait of Andrés Reisinger.Portrait of Andrés Reisinger.

En su momento, el diseño del "Hortensia Chair" parecía sacado de otro mundo, con sus pétalos rosas y su aspecto de nube en tonos pastel. Cuando Andrés Reisinger lo publicó en su cuenta de Instagram en julio de 2018, el diseño se convirtió en un éxito en un abrir y cerrar de ojos, y empezaron a llover los pedidos. Pero había un inconveniente: el mueble era una imagen renderizada en 3D. Así que Reisinger se puso manos a la obra para convertirlo en un sillón para el mundo real. Fue así como el éxito viral se transformó en una pieza verdaderamente icónica y Andrés Reisinger, en una estrella. En la actualidad, este sillón con más de 30 000 pétalos cortados con láser no solo se puede configurar y comprar on line; además, se ha expuesto en varias ocasiones en galerías y museos de todo el mundo. 

Reisinger es un artista polifacético que se vale de colaboraciones para poner a prueba y sobrepasar los límites de lo posible. Así lo deja ver su colaboración con Audi, tanto en el actual Audi grandsphere concept¹ como en el cortometraje "Arcadia", que se presentó en 2021. Es un NFT interdisciplinar que creó junto al músico André Allen Anjos, ganador de un Grammy, y a la poeta Arch Hades. Lo que más llama la atención es la naturalidad con la que Reisinger difumina la noción aparentemente universal de lo imaginario y lo concreto, y la facilidad con la que se mueve entre el mundo analógico y el digital. Cuando se le preguntó por la visión de nuestra sociedad que se esconde tras sus obras, Reisinger respondió en una ocasión que se trata de "la idea de una sociedad que pueda vivir simultáneamente en un mundo digital y en uno físico. Pero, más que una visión de la sociedad, trato de transmitir una experiencia humana".


¹El vehículo mencionado es un prototipo y no está disponible como vehículo de serie.

The “Sunlight Chair” of Reisinger’s project “Terrace North”.The “Sunlight Chair” of Reisinger’s project “Terrace North”.

Para entender lo que Reisinger quiere expresar conviene saber que el artista explora intensamente la conexión entre el ser humano y la naturaleza. De hecho, afirma que sus principales fuentes de inspiración han sido siempre los cristales, las flores, las formas y texturas del cuerpo humano. Reisinger está convencido de que en un mundo digital la relación con lo vivo cobra aún más importancia. El segundo aspecto que impulsa a Reisinger en sus procesos es la emoción que produce la contemplación de sus obras. Las contradicciones tienen aquí un papel importante: los diseños de Reisinger son conceptuales y muy modernos, pero al mismo tiempo resultan accesibles. Sus paisajes son surrealistas, pero también transmiten una sensación de bienestar y de sofisticada delicadeza. Es precisamente este cruce entre lo ajeno y lo familiar lo que hace que los diseños de Reisinger sean tan únicos. El diseñador habla a menudo de "materiales naturales", lo que a primera vista puede remitir a lo analógico y confundir. Sin embargo, Reisinger se refiere a la sensación que provocan los materiales, como sucede con su casa digital "Winter House", que proyectó junto a la arquitecta española Alba de la Fuente. Al verla, se sienten ganas de habitarla, de vivir en ella. Prácticamente no importa si se trata de un espacio real o virtual. Reisinger tiene claro lo que nos conmoverá en el futuro: las ideas que nos toquen el corazón sin que para ello tengamos que tocarlas. El proyecto es el primer paso para transformar su "Reisinger Studio" en un estudio de arquitectura en el metaverso.

Interior of the Winter HouseInterior of the Winter House
Exterior of the Winter HouseExterior of the Winter House

Todo se puede conseguir en el mundo digital. Si puedes imaginarlo, podrás crearlo.

Andrés Reisinger

 
A scene of “More Understanding” is shown.

Reisinger explora intensamente la conexión entre el ser humano y la naturaleza. Sus principales fuentes de inspiración han sido siempre los cristales, las flores, la forma y composición del cuerpo humano.

En 2018, Reisinger fundó su estudio en Barcelona. Fue precisamente allí, en su taller del creativo barrio barcelonés de Poblenou, donde surgió también la composición digital para la que el diseñador tuvo que familiarizarse a fondo con el Audi grandsphere concept¹. Para Audi, el futuro es un espacio lleno de oportunidades para el desarrollo de ideas e innovaciones que, concebido desde el interior hacia el exterior, coloca al ser humano en el centro de todas las cosas. Andrés Reisinger toma las ideas de confort, relajación y experiencias inmersivas y se vale de su concepción de las texturas, las formas y la luz para difuminar los límites entre la realidad y la ficción. Reisinger sostiene que el diseño tiene la libertad de crear, construir y transformar, y no ve límites ni imposibles: "Todo se puede conseguir en el mundo digital. Si puedes imaginarlo, podrás crearlo". 

¹El vehículo mencionado es un prototipo y no está disponible como vehículo de serie.

Side view of the Audi Q8 e-tron.

Diseñado para el futuro

La declaración de la movilidad premium: Audi Q8 Sportback e-tron. Un SUV 100% eléctrico, con detalles distintivos de un coupé, elegante y deportivo.